Artículos

Espíritu Enseñable

Salmo 143:10 “Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud”

¡Necesitamos un espíritu enseñable para poder avanzar en la vida! Dios siempre usa personas para guiarnos y es de provecho aceptar con humildad que otros nos instruyan.

Definamos ¿qué es un espíritu enseñable? Persona que puede ser enseñada con facilidad. Esta parte la leí en internet y me pareció interesante, un espíritu enseñable es el pasaporte para recibir aquello esperado y único que Dios ha preparado para nosotros y que en ocasiones utiliza a personas como instrumento para nuestra edificación. Un espíritu enseñable es gran valor para un discípulo.

A medida que somos enseñables podemos obtener más conocimiento y en la medida que haya más conocimiento podemos tener un mayor entendimiento y podremos ser más especificas en nuestros deseos y emociones. Una persona que tiene un espíritu enseñable y un corazón dispuesto:

  • Reconoce que necesita ayuda en su vida.
  • Busca la instrucción y la sigue.
  • Desea nutrirse de cosas nuevas.

En fin, podemos mencionar varios aspectos, pero aquí resumimos parte de las actitudes que muestra una persona con un corazón enseñable. En la Biblia encontramos algunos personajes que son un ejemplo de espíritu enseñable, pero también encontramos personajes que se rehusaron a ser instruidos por lo que a continuación veremos un poco de algunos personajes bíblicos para mejor compresión del tema.

Personajes con un Espíritu Enseñable:

Samuel: “Habla, porque tu siervo oye” 1 Samuel 3:10

Desde el momento que Samuel escucha una voz llamándolo, el atiende diligentemente a ese llamado, vemos como él se levanta y va hasta donde está durmiendo Elí y le dice “Heme aquí” demostrando obediencia al llamado.

Desde la niñez Samuel demostró tener un corazón dispuesto para servir al Señor, durante su tiempo como profeta podemos ver su servicio con un corazón puro, obediente y dedicado al Señor.

Ester: 10 Ester no declaró cuál era su pueblo ni su parentela, porque Mardoqueo le había mandado que no lo declarase. 20 y Ester, según le había mandado Mardoqueo, no había declarado su nación ni su pueblo; porque Ester hacía lo que decía Mardoqueo, como cuando él la educaba. Ester 2:10, 20

Ester conservó un espíritu continuamente enseñable. Incluso antes de ser finalista en esta frenética competencia, o después, siendo ya reina, nada hizo que Ester fanfarroneara su independencia o quisiera imponer su voluntad. Esta encantadora, digna y sabia mujer todavía estaba dispuesta a escuchar y aprender. Aun estando en una posición de autoridad y pudiendo manipular cualquier situación a su favor, esta mujer mantuvo sumisión ante el hombre que la había formado, vemos su respeto y confianza hacia sus superiores. (Doce mujeres Extraordinarias, John Macarthur ).

Nuestra necesidad más aguda es cultivar una buena disposición para aprender, y conservarnos enseñables. Debemos aprender de nuestros hijos, de nuestros amigos, e incluso de nuestros enemigos. Qué hermoso es hallar un espíritu de corazón servidor, enseñable, en los que ocupan cargos de alto perfil de autoridad.

Timoteo: 14 Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; 15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. 2 Timoteo 3:14-15

Pablo le hace referencia a Timoteo de que recuerde siempre lo que le fue enseñado, que cuenta con un fundamento en las Escrituras, las cuales Dios le permitió conocer por medio de su madre y de su abuela, notamos como Pablo hace referencia en varias partes de sus cartas a Timoteo, acerca de su crianza, veamos en 1 Timoteo 1:5 “trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también”. Por la historia bíblica y la mención que se hace de Timoteo podemos determinar que fue un joven al que esta enseñanza le quedó guardada en su corazón y fue perseverante en su fe, aún ya estando lejos de casa permaneció en la fe.

Roguémosle a Dios que nos conceda un corazón dispuesto como el de estos personajes, para amar sus mandamientos, de tal manera que nada de este mundo nos permita alejarnos de lo que hemos aprendido, sino que busquemos reforzar esa fe por medio del estudio constante de su Santa Palabra.

Cuando nos rehusamos a ser instruidos, la vida solo nos tiene preparado un camino lleno de desgracias, soledad y desilusión, ya que la desobediencia no es la Voluntad de Dios para sus hijos, por lo que no seamos necias, exaltando nuestro ego, buscando fama y poder que no merecemos. Veamos algunos personajes que fueron obstinados y soberbios al consejo.

Personajes con Espíritu no Enseñable:

Caín: Con su acto de maldad, Caín marca una de las más tristes historias hablando en el entorno familiar, comenzamos viendo a un hermano egoísta cometer el primer homicidio al inicio de la historia de la humanidad, un hombre con un corazón celoso, buscando tener aprobación que no merecía.

Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante. Génesis 4:4-5.

La palabra ensañar significa “Irritar”, “enfurecer”. Mostrarse muy cruel, provocando el mayor daño posible, ya sea por placer o por cólera. Caín dejó en visto el tipo de corazón que tenía, le dio rienda suelta a sus emociones, que lo llevaron a ejecutar uno de los planes más macabros que un ser humano puede hacer, matar a su propio hermano.

Roboam: Significa “el que agranda al pueblo” es uno de los hijos de Salomón, y sucesor al trono de la monarquía unida (1 Reyes 11:43). Mientras se encontraba en Siquem para su ceremonia de coronación como rey de Israel, el pueblo le pidió que eliminara parte de las cargas impositivas y las leyes laborables que su padre había impuesto.

1 Reyes 12:13-14 13 Y el rey respondió al pueblo duramente, dejando el consejo que los ancianos le habían dado; 14 y les habló conforme al consejo de los jóvenes, diciendo: Mi padre agravó vuestro yugo, pero yo añadiré a vuestro yugo; mi padre os castigó con azotes, mas yo os castigaré con escorpiones.

Al leer todo el capítulo 12 de 1ra de Reyes, podemos conocer un poco más de la historia y cómo acabó la vida de Roboam, al no obedecer el consejo de los ancianos, en lugar de seguir el consejo, actúo en función de la sugerencia de quienes querían aumentar aún más dichas cargas.

 Por esta causa hubo división y había dos reinos diferentes, Reino de Roboam (Reino del Norte) y Reino de Jeroboam (Reino del Sur). La necedad del corazón de Roboam desde ese momento creó enemistad entre las tribus, existieron relaciones con naciones paganas que fueron destruyendo más y más el amor unos a otros.

Judas Iscariote: Este individuo es en su máxima expresión la falsedad pura y la hipocresía en carne propia, teniendo al mejor mentor, decidió seguir los deseos perversos de su corazón, traicionando a su maestro, al Salvador.  Mateo 26:22-23 22 Y ellos, profundamente entristecidos, comenzaron a decirle uno por uno: ¿Acaso soy yo, Señor? 23 respondiendo Él, dijo: El que metió la mano conmigo en el plato, ése me entregará.

Judas, perdura como una advertencia sobre el potencial que tiene el mal cuando hay descuido espiritual y dureza de corazón. ( Doce hombres comunes y corrientes, John Macarthur).

Con estos tres personajes nos damos un mal sabor de boca, al leer sus historias, pero al final nos damos cuenta de que el Señor estaba presente en el momento en que se dieron estos hechos, y como siempre Él lo hace con un propósito para la vida de aquellos en esos tiempos y para la enseñanza de los que hoy podemos gozar de todo lo que está escrito en la Biblia, y tener ejemplos claros de que nuestro corazón puede tener un comportamiento enseñable buscando Su verdad, o un corazón necio que prefiere agradarse a sí mismo.

Que en su gracia seamos encontradas con un corazón dispuesto a crecer y a humillarnos cuando estemos actuando con rebeldía, que no olvidemos de que por la misericordia de Dios es que hemos sido rescatadas del castigo eterno.

2 comentarios en “Espíritu Enseñable”

  1. Gracias de nuevo por estas reflexiones… cuánto necesito tener ese espíritu enseñable… Ojalá fuera algo que se consigue en algún lugar… pero no. Es una disposición que lleva años cultivar. Pero estos ejemplos aquí mencionados nos muestran que es posible lograrlo… como María la hermana de Lázaro, que anhelemos aprender del Maestro cada día.

    Me gusta

    1. Que bueno sería que tuviéramos mágicamente un corazón así, pero por la gracia de Dios podemos llegar a su presencia por medio de la oración y rogarle para que nos conceda poco a poco ir creciendo en todas esas áreas que muchas veces no nos dejan ver las maravillas que Dios hace por nosotras. Gracias por leernos siempre mi amada hermana.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s