Reseñas de Libros

Reseña del Libro “No me hagas contar hasta tres”

Ginger Hubbard año 2018, Poiema Publicaciones.
Conferencista y autora de varios libros, incluyendo Palabras sabias para mamás.

Desde el momento en que me convertí en madre una de las cosas que más me ha interesado es buscar medios que me ayuden a tener ideas, consejos y vivencias acerca del inicio en este camino de la maternidad. Se inicia una aventura llena de emociones que bajan y suben, y es cuando se requiere de un corazón dispuesto para aprender. La crianza de los hijos no solo es alimentarlos, cuidarlos, mimarlos y buscar para ellos todo el bienestar posible. Cuando en nuestra vida reina el temor a Dios, verdaderamente la crianza nos hace temblar, porque no hay cosa más difícil que trabajar con un corazón rebelde, que aunque sea un bebé, es un pecador. Aunque los padres deseamos creer que nuestros hijos son buenos y con una pureza de alma, la Biblia nos dice lo contrario “No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” Romanos 3:12 . Así es, por mas linda que es mi hija a sus dos años ya me ha mostrado cuánto trabajo tengo para mi día a día, sus rabietas, caprichos, enojo, y su forma de querer manipular, son el indicador de cuanto mi hija necesita que esté constantemente presentándole el evangelio y llevándola diariamente al conocimiento de quien puede redimirla de la maldad que gobierna en su pequeño corazón.

El tema central del libro es dar un enfoque a los padres en cuanto a la disciplina correcta, que no trata sólo del castigo físico de los hijos, sino que nos guía a ir más profundamente, concentrándonos en el corazón de esos pequeños. Como bien lo dice la autora que este libro ella lo escribe bajo la autoridad de la Palabra de Dios y la sabiduría de Su consejo. Por lo que aquí encontramos la experiencia de una mujer que es esposa, madre y sierva del Señor, que nos entrega un poco de sus vivencias y del crecimiento que ha tenido durante la etapa más hermosa e importante de su vida.

Dios tiene un trabajo muy importante para mí, y requiere de mucha destreza…este es un pequeño párrafo que me hizo pensar mucho durante la lectura de este libro, la autora lo escribe y habla de ella en su papel como madre…pero también esta verdad es para mí y para todas aquellas mujeres que hemos abrazado esta hermosa etapa de la maternidad y que deseamos criar hijos bajo el temor de Dios, con firmeza de corazón para amar la verdad de Su palabra y que proclamen el evangelio con una actitud reverente y amorosa porque su vida anhela alimentarse y nutrirse cada día de la verdad que solo puede ser encontrada en Cristo. Pero para esto es necesario que como madres seamos firmes, aunque sea dura a veces la disciplina requiere de tomar carácter y amonestar con un castigo físico esa necedad que no se puede resolver solo con palabras.

A nadie le gusta tomar una vara para castigar a sus hijos, pero la Biblia nos indica que debemos hacerlo;

La vara y la corrección dan sabiduría” Proverbios 29:15

La necedad está ligada en el corazón del muchacho; Mas la vara de la corrección la alejará de él” Proverbios 22:15

En la actualidad hablar de un castigo físico, es estar mencionando maltrato y que las personas que hacemos tal cosa es que tenemos un problema psicológico que nos lleva a desquitarnos el enojo con nuestros hijos. Por eso buscamos material conforme a la verdad de las Escrituras que nos indiquen la dirección del Señor para dar una disciplina y corrección adecuada.

Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados” Hebreos 12:11

No hay nada más grande que la influencia de los padres sobre sus hijos. Pero más de una madre que es la que en muchas ocasiones se involucra de manera directa en la crianza de los hijos; ya sea que trabaje fuera de casa o que se dedique a ellos a tiempo completo, esto hace que el potencial de la mujer para moldearlos sea enorme, y lamentablemente ese molde que podemos dejar no siempre es para bien, sino buscamos dirigir ese camino bajo la voluntad del Señor.

Para concluir, le doy gracias a Dios porque ha puesto recursos que pueden ser de edificación para este tiempo de mi maternidad, en la cual necesito de muchos consejos, y saber que como madre no soy la única que batalla con un corazón rebelde, y que existen mujeres como la autora de este libro que tienen días igual de caóticos que los míos, que ha llorado y pasado por momentos en que solo la gracia de Dios le ha dado fuerzas para seguir en esta tarea que se nos ha encomendado mientras estemos en esta tierra. Si eres mujer, madre, esposa y anhelas que tus hijos sean ganados para glorificar el nombre de Cristo en su vida, te recomiendo inviertas en este pequeño libro, en el que sentirás mientras leas como que tu misma hayas escrito cada fragmento que allí es mencionado. Que el Señor le de a la autora sabiduría y fuerzas para seguir teniendo de su mano material que nos siga edificando en esta y en otras áreas en las que como mujeres debemos crecer.

Escrito por : Débora Contreras de Argüelles. Creyente en Cristo desde el 08 de Julio del año 2001. Maestra de niños y mujeres en la Iglesia Bautista Dios Soberano, en la ciudad de San Pedro Sula, Honduras. Casada con Julio Argüelles encargado de la predicación y discipulado en nuestra congregación. Padres de una niña llamada Elisa, y por la gracia de Dios en espera de nuestro segundo hijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s